Sácale el mayor partido a la seguridad de tu casa con la fibra óptica

Nuestro hogar constituye nuestra zona de confort en nuestra vida diaria, donde recogemos nuestros objetos más preciados tanto económica como sentimentalmente hablando. Por ello, tiene que ser el lugar donde nos sintamos completamente seguros y cómodos.

 

Habitualmente no nos paramos a pensar en las cosas que pueden ocurrir en nuestra casa, pero es un hecho que los robos en los domicilios son una práctica que desgraciadamente ocurre más habitualmente de lo que creemos.

 

Por este motivo, si quieres tenerlo todo bajo control y proteger todo aquello que tanto esfuerzo te ha costado conseguir, te recomiendo instalar una alarma en tu hogar, para tu tranquilidad y la de tu familia.

Entre todas las opciones, ¿cuál elegir?

El mercado de las alarmas es muy grande, a causa de que el avance de las tecnologías han ido mejorando y desarrollando nuevos sistemas. La evolución de estas tecnologías han optimizado muchísimo el funcionamiento de los sistemas de seguridad de alarmas junto con cámaras de videovigilancia, convirtiéndolos en uno de los métodos más demandados por los consumidores.

Esto se debe a los beneficios y la calma que genera en sus usuarios. En primer lugar, la alarma está programada para comunicarse con la policía y el usuario de forma instantánea cuando detecta algo inusual en el recinto protegido. Por otro lado, en caso de dar este aviso, los hechos se encuentran totalmente registrados de forma visual gracias a las cámaras de videovigilancia, otorgando la posibilidad de saber qué ha pasado y de identificar a los intrusos en caso de allanamiento de morada.

Además, al contar con estas imágenes, se puede saber en qué día, hora y minuto exactos han ocurrido los acontecimientos, permitiendo un rastreo mucho más específico.

No obstante, actualmente en todas los hogares se encuentran conectados a internet de una forma u otra, por lo tanto si queremos aumentar la seguridad del domicilio, podemos conectar este tipo de instalaciones de seguridad a la red wifi o la fibra de la residencia.

El hecho de que los sistemas de seguridad estén ligados a la conexión wifi, le brindan la oportunidad al usuario de tener el control de la seguridad de su casa desde su teléfono móvil, a través del que puede ver en tiempo real y desde cualquier lugar las imágenes en directo de su vivienda.

Otra ventaja, es que para la instalación de esta clase de alarmas y sistemas de videovigilancia no se requiere de un ordenador personal que habilite su funcionamiento, ya que se poseen su propia dirección IP y se conectan directamente a la fibra del domicilio, conformando un sistema mucho más seguro y eficiente.

Por otra parte, la conexión a internet maximiza las habilidades de la cámara de videovigilancia, permitiendo por ejemplo, que la grabación comience en cuanto la cámara detecte cualquier tipo de movimiento. Asimismo, el propietario podrá dirigir y enfocar la cámara hacia un punto en concreto mediante el uso de su dispositivo móvil, para poder realizar las comprobaciones del perímetro que desee.

 

De igual manera, existe la posibilidad de programar secuencias de movimientos o archivar las grabaciones anteriores, pudiendo descargarlas y enviarlas desde el correo electrónico omitiendo la necesidad de descargar otra aplicación para ello.

En esa misma línea, al estar contínuamente ligado a la fibra es un sistema que se mantiene permanentemente actualizado, proporcionando una protección basada en la última tecnología.

Por qué optar por un sistema inalámbrico

Uno de los principales motivos es que no requiere ningún tipo de instalación como tal, ya que al ser inalámbrico se omite este proceso. Tan sólo requiere de la instalación de las cámaras de videovigilancia y de una buena conexión a internet, tanto en el teléfono móvil como en el domicilio. Por este motivo, es buena idea realizar antes de nada un test de velocidad en casa, para poder determinar cuánta potencia de internet necesitamos para nuestro uso diario como para que el sistema de seguridad mantenga un funcionamiento óptimo.

 

El factor geográfico es otro de sus grandes beneficios, debido a que el propietario estará constantemente informado sobre el estado de su domicilio, gracias a la conexión entre su dispositivo móvil y el sistema de seguridad. Por ejemplo, si el usuario dispone de una vivienda en un pueblo a la que acude una o dos veces al año, también puede optar por protegerla, siempre y cuando se informe sobre la cobertura de internet en las zonas rurales, ya que sabemos que en estas zonas la conexión es más complicada. De este modo, puede mantenerse tranquilo de que su segunda residencia, situada a kilómetros de la suya habitual, se encuentra en buen estado y fuera de peligro.

 

En conclusión, el sistema de seguridad inalámbrico es la mejor opción para mantener tu tranquilidad y la de los tuyos, ya que siempre tendréis la seguridad de vuestra casa en vuestras manos.